¿Qué es el eco?

Todas las reflexiones que le llegan a un oyente dentro de los primeros 50 ms los escucha como un mismo sonido, sin embargo, cuando una reflexión llega después de esos 50 ms con la suficiente intensidad, la podemos llegar a percibir independientemente del sonido original. Cuando ocurre esto, lo llamamos eco.

Una forma sencilla de comprobarlo es dando una palmada en frente de un muro. Cuando nos ponemos a una distancia menor a 17 metros no logramos escuchar la reflexión de la palmada, sin embargo, cuando nos alejamos más de 17 metros empezaremos a escuchar de nuevo la palmada.

Normalmente, los ecos es un fenómeno a evitar en casi cualquier recinto, puesto que puede provocar confusión en la percepción de los sonidos. Para ello, se tienen que detectar las superficies que generen ecos y mediante elementos fonoabsorbentes disminuir el impacto de los sonidos reflejados para que no se perciban como ecos.

Un tipo de eco que suele ser habitual es el llamado eco flotante o flutter echo. Es el fenómeno que se produce cuando una onda sonora se queda atrapada rebotando repetidas veces entre dos superficies paralelas reflectantes como ocurre en un pasillo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

soluciones